Beneficios de OKR

Las empresas que han evolucionado su sistema de gestión tradicional hacia uno basado en metas, logran distanciarse de su competencia con ventajas competitivas en aspectos tanto estratégicos y operativos como culturales.

Mentalidad
Cambia la cultura de un estilo de gestión basado en KPIs que se preocupa por esfuerzo generados, a uno basado en OKRs que se enfoca en alcanzar resultados.
Enfoque
Aprovecha al máximo el potencial de todos en la empresa gracias a un número reducido de metas que hace posible enfocarse en las prioridades del negocio.
Agilidad
Toma decisiones más rápido y genera resultados más seguido con ciclos de metas cortos que permiten ajustar y mejorar la operación constantemente.
Comunicación
Logra un mejor entendimiento de prioridades expectativas de cada persona con un sistema transparente y simple que involucre a todos en la organización.
Alineación
Mejora la colaboración entre áreas al tener un propósito claro en común, las iniciativas de diferentes departamentos se complementan entre ellas generando un mayor impacto.
Claridad
Consigue que los objetivos y criterios de éxito sean entendidos por todos, así las expectativas quedarán claras y el trabajo siempre estará directamente relacionado al propósito.
Eficiencia
Aumenta drásticamente la eficiencia al enfocar la energía de toda tu empresa en conquistar las metas correctas para cumplir las prioridades máximas.
Planeación
Ahorra tiempo y recursos necesarios para plantear metas, los OKR son sencillos y rápidos de definir, evitando horas de juntas improductivas.
Conquistas más ambiciosas
Llega cada vez más lejos, la naturaleza de los OKR es plantearse metas muy difíciles y hasta casi imposibles de cumplir para inspirar y retar la creatividad y determinación de tus equipos
Transparencia
Genera un ambiente de trabajo abierto donde toda tu empresa conozca las metas de todos para un mejor entendimiento y alineación sobre cómo aportar valor en cualquier nivel.
Compromiso
Inspira a las personas a conseguir resultados sobresalientes al integrarlos al propósito de tu empresa y darles la libertad de cumplirlo con sus propias ideas e iniciativas.
Autonomía
Confía en la habilidad de tus equipos para plantear y alcanzar sus objetivos de la manera que ellos escojan guiados con una dirección clara y a un criterio de éxito público para toda la empresa.